Pensión de Incapacidad Permanente

Todos en algún momento hemos escuchado sobre una persona que cobra este tipo de pensión, pero pensamos que es algo de lo cual estamos muy lejos a cumplir o sufrir nosotros.

En esta oportunidad, nos vamos a encargar de darte a detalle todo lo que representa la pensión de Incapacidad Permanente, sus requisitos, quienes las pueden cobrar y como es el proceso para lograr hacer un cobro de la misma.

¿Qué es la Pensión de Incapacidad Permanente?

Si no tienes mucho conocimiento sobre la incapacidad permanente, te decimos que es una prestación que se entrega a un trabajador luego de haber sido sometido a un análisis y tratamiento, no presenta mejoras por un afección, enfermedad o problema que ha tenido.

Muchas personas también pasan por el proceso de Prestación de Incapacidad Temporal, pero en vista de que sus reducciones anatómicas o funcionales graves, terminan siendo definitivas en cuanto a su capacidad laboral se refiere.

Hay muchos grises que debes observar en el tema de la Incapacidad Permanente. Si una persona presentó problemas graves por haber sufrido lesiones al trabajar con maquinaria pesada, puede que sufra una Incapacidad Permanente, pero de igual manera; obtener otro tipo de trabajo de menor riesgo y mucho más seguro para sus capacidades.

El encargado de conocer los grados de incapacidad es el INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social), el reconocimiento se hace a través de varios procesos.

¿Quiénes la cobran en España?

Algo que muchas personas no saben, es que aproximadamente el casi 1% de la población en España tiene una pensión de incapacidad permanente. Según la información que muestra el Estado, hay al menos 900 millones de euros al mes el cual se destinan a este pago.

Por supuesto, para que una persona tenga derecho a este tipo de pensión, debe cumplir con unos requisitos muy específicos. Aunque para muchos, representa la oportunidad de cobrar un dinero sin tener que trabajar, es bien sabido que, para cobrarla, se tiene que presentar una afección o Impedimento en tu cuerpo, el cual limita la posibilidad de que sigas trabajando tal cual como lo venías haciendo en el pasado, y esto sin duda; es algo más que negativo para ti.

Desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, definen a la Incapacidad Permanente como “la prestación económica que trata de cubrir la pérdida de ingresos que sufre un trabajador cuando por enfermedad o accidente, ve reducida o anulada su capacidad laboral”.

Tipos de pensiones por Incapacidad permanente

Aunque ya te hemos hablado de los efectos y condiciones que presenta la pensión por incapacidad permanente, es bien sabido que es una prestación económica que trata de cubrir la pérdida de ingresos que va sufrir un trabajador por no poder trabajar de la misma manera en lo que se hacía antes.

En cuanto a número y dinero se refiere, de momento la prestación de Incapacidad Permanente tiene un valor de 1.018,96 euros mensuales, pero para poder optar a ella, también se deben conocer los distintos tipos de pensión:

Incapacidad parcial para la profesión habitual. Es cuando el trabajador tiene una disminución no inferior al 33% en su rendimiento dentro de la profesión. Acá se le da una indemnización a tanto alzado (24 mensualidades de la base reguladora que sirvió para el cálculo de su incapacidad temporal).

Total, para la profesión habitual. Ya lo comentamos en otra sección, es cuando el trabajador no puede dedicarse a su profesión habitual, pero puede dedicarse a otra. Esto equivale al 55% de la base reguladora. Se incrementará un 20% del mismo, a partir de los 55 años cuando por diversas circunstancias, también se dificulte más tener un empleo.

Absoluta de todo trabajo. Es una situación en la cual el trabajador queda inhabilitado para trabajar en cualquier profesión u oficio. En esa condición, tendrá un 100% de la base reguladora.

De Gran Invalidez. Esto ocurre cuando el trabajador incapacitado permanente necesita de la asistencia para sus actos más básicos y esenciales de vida: ducharse, vestirse, comer, etc.

Cuando ocurre esto, se obtiene aplicando el porcentaje correspondiente a la incapacidad permanente total, incrementada con algún complemento.

Es por ello que el INSS es bastante riguroso en cuanto al tema de la Pensión de Incapacidad Permanente se refiere, ya que necesita mirar en varios parámetros, para dar con la forma de pago y pensión que más se adecúe a cada caso en particular.

¿Quiénes pueden solicitar la Pensión de Incapacidad Permanente?

Existen distintas causas que pueden iniciar el proceso de la Pensión de Incapacidad Permanente y aquí te los dejamos en claro:

Oficio. Se puede gestar por iniciativa de la entidad gestora cuando una persona se encuentra en una situación de salud bastante compleja.

Inspección de Trabajo que visite cualquier empresa. El Servicio Público de Salud también puede iniciar el proceso con un trabajador, aportaría el alta médica y el historial clínico previa autorización del interesado para lograr ayudarlo a gestionar el trámite.

Entidades colaboradoras que aportarán el alta médica del trabajado.

El Interesado/a por cuenta propia también puede ejecutar la Solicitud de Incapacidad Permanente. Para ello necesitará tener su documentación personal y clínica, además de un modelo de solicitud.

Durante la fase de instrucción o de revisión de documento, cuanto papel o información aporte pruebas a la razón de la incapacidad permanente, servirá para la revisión final del caso.

¿Por dónde puedo realizar el trámite de Pensión de Incapacidad Permanente?

Este trámite se puede hacer por distintos canales de comunicación que tiene la Seguridad Social con cualquier ciudadano y residente español que se encuentre inscrito en su institución:

Los encargados de dar por concluido el proceso de revisión y aceptación de la Pensión de Incapacidad Permanente serán el INSS o el ISM. Son los únicos autorizados en el país para declarar el grado de incapacidad, la cuantía de la prestación económica y también el plazo en el que se puede hacer una revisión de la incapacidad por mejora o mejoría del trabajador.

Casos de extinción de la Incapacidad Permanente

Luego de haber sido terminada la Pensión de Incapacidad Permanente por el INSS, esto no significa que pueda ser anulada, modificada, o incluso suspendida por alguna razón.

Hay pocos casos en los cuales las personas logran recuperar sus facultades para poder trabajar medianamente, y para ello hay ciertas condiciones. Sin embargo, es lo poco común. Generalmente cuando la pensión de capacidad se sustituye o anula, es por casos de:

Por jubilación. La persona en España obtendrá, si tiene toda la documentación, la pensión de jubilación a los 65 años. En caso de que esto ocurra, se anulará la pensión de Incapacidad permanente.

Fallecimiento. No hay mucho que aclarar, la pensión de incapacidad permanente no puede seguir siendo cobrada o traspasada a un tercero.

Formulario para la Solicitud de la pensión de Incapacidad Permanente

En el caso de que tengas interés de iniciar tu solicitud, simplemente debes hacer clic sobre este enlace.

Una vez allí, podrás conocer cuáles son los documentos que debes tener al día para poder iniciar el proceso.

Esperamos haberte dado toda la información necesaria para lograr la pensión de Incapacidad Permanente, o al menos; conocer bajo qué formato se solicita y como procede la revisión de los casos.